Cómo limpiar y desinfectar las brochas de maquillaje

Las brochas de maquillaje se deben limpiar y desinfectar por lo menos cada dos semanas para evitar la proliferación de bacterias en la piel, además de lograr conservarlas por más tiempo. Si nunca lo has hecho ¡es momento de hacerlo! Aquí te decimos como hacerlo paso a paso.
PASO 1: SEPÁRALAS
Lo primero que debes hacer es dividir las brochas naturales y las sintéticas, esto es debido a que las primeras son más delicadas y deben limpiarse con más delicadeza.

Humedece solamente las cerdas de la brocha sin llegar al mano, lávalas con un shampoo para bebe o con un jabón neutro con las manos haciendo movimientos circulares.

Después, es necesario enjuagar con agua tibia y secar el exceso de líquido con una toalla.

Para limpiar estos pinceles, te recomendamos utilizar un tapete limpiador de silicona y jabón para brochas de maquillaje.

Y repite el paso anterior de humedecer las cerdas y coloca un poco de jabón en el tapete de silicona, hasta que hayas quitado todos los restos de maquillaje y suciedad.

Hazlo varias veces hasta que los pelitos de la brocha regresen a su color original. Evitando cambiar la dirección de los pelitos de las brochas al lavarlas.

PASO 2: DÉJALAS SECAR

Colócalas sobre una superficie plana cubierta de toallas de papel o cuélgalas sobre un soporte con ligas.

PASO 3: DESINFECTA LOS MANGOS

Las bacterias también se acumulan en los mangos de las brochas. Existen soluciones desinfectantes que solo se rocían en la varita y se limpian con pads de algodón, aunque también puedes hacer tu propio esterilizante para brochas.


Para ello, vierte una parte de agua micelar y una parte de alcohol en un atomizador y agita. Luego, aplica un poco de aceite de oliva sobre un algodón, limpia el mango con él, rocía la solución y quita todas las impurezas con una toallita de tela.