Inventan un tercer ojo para que no se golpeen con las farolas los que miran el móvil por la calle

Miles de personas se caen en agujeros de alcantarilla o se golpean con bancos y farolas, por mirar el móvil mientras caminan. Para todos ellos, llega el Tercer Ojo.

Los zombies del smartphone es una tribu urbana fácilmente reconocible, porque caminan por la calle con la cabeza agachada, mirando una pantalla.

En los últimos años se han registrado docenas de miles de accidentes que han sufrido estos zombis del móvil, principalmente por caídas, golpes, y atropellos. Algunos con resultados mortales.

Puesto que a estos adictos al móvil no les basta con sus dos ojos para sobrevivir, el ingeniero industrial surcoreano, Paeng Min-wook, ha inventado el Tercer Ojo. Un dispositivo con sensores que se coloca en la frente, y te ayuda a ver cuando tienes la mirada fija en el móvil.

Este Tercer Ojo se compone de un giroscopio,  un sensor ultrasónico, una tarjeta tipo Arduino que controla todo, y una batería. El giroscopio detecta cuándo la persona agacha la cabeza para mirar el móvil.

En ese momento se activa el sensor ultrasónico, que detecta objetos a dos metros de distancia. Si interpreta que el usuario está a punto de chocarse con algo, suena una alarma.

Paeng Min-wook lo ha probado unos días en Seúl, y ha conseguido su objetivo: llamar la atención sobre un problema que no para de crecer entre los jóvenes surcoreanos, en donde el número de zombis del smartphone es bastante numeroso.

Porque el objetivo de Paeng Min-wook no es comercializar el Tercer Ojo o hacerse famoso, sino llamar la atención sobre este problema. Reconoce que es una “solución satírica”, y explica en Sky News: “espero que sirva para concienciar sobre la gravedad de la adicción a los gadgets, y para mirarse a uno mismo y reconocer el problema”.

Sin duda es un tema que preocupa a las autoridades. Porque un golpe contra una farola o un banco puede ser leve, pero se han dado casos de gente atropellada por cruzar con el semáforo en rojo, o incluso que se ha caído por un barranco mientras paseaban por el campo mirando el móvil.

Somos lo suficientemente inteligentes como para no necesitar este Tercer Ojo. Por si acaso, la tecnología ya está disponible para velar por la seguridad de estos zombis de los smartphones.

POR: COMPUTERHOY

Consola