¿Por qué deberías pasarte un hielo por la cara antes de maquillarte?

Una influencer experta en belleza ha abierto la veda… y parece que tenía razón: ¿por qué el frío es bueno para tu piel?

Abrimos este debate porque la influencer especializada en belleza Ashley Blue DeFrancesco ha convertido recientemente uno de sus vídeos en viral por aplicar el frío que proporciona un cubito de hielo por su rostro antes de maquillarse.

Es por eso que la maquillista profesional Cristina Lobato, además de contar los tres beneficios que aporta este gesto en nuestra rutina beauty, dio los trucos para utilizarlo correctamente dependiendo del tipo de piel.

“Las pieles más sensibles deben ir con cuidado y no aplicar el hielo directamente. Se puede integrar cubriéndolo con una toalla o paño de algodón limpio para que no entre en contacto directamente con la piel, y masajear el rostro”.

Además, hay que tener en cuenta el aplicarlo, “controlando los tiempos de exposición para que no queme la piel”.

Así que aquí van… ¿Te atreves a probarlo?

1. Activar la circulación sanguínea

“Aplicar frío en la piel ayuda a deshinchar las venas y a desinflamar y rejuvenecer la piel”, afirma Lobato.

2. Descongestionar y regenerar las zonas de bolsas

“Las ojeras pueden convertirse en bolsas con el paso del tiempo al acumular líquidos. El frío desinflama, descongestiona y ayuda a que desaparezcan”.

3. Tersar la piel

“Los poros se cierran y la aparición de arrugas y líneas de expresión se retrasa gracias al frío”