¿Por qué no hay casi ningún smartphone blanco?

Con el lanzamiento del OnePlus 10 Pro blanco en China, un ejecutivo de la compañía ha aprovechado para explicar por qué no vemos teléfonos móvil de color blanco muy a menudo.

El diseño es un aspecto de vital importancia en cualquier producto, más si lo usamos a diario como sucede con los smartphones. Cada vez más a menudo, las marcas nos ofrecen diferentes versiones del teléfono móvil, variando su color. Y es que la gente demanda colores no tan tradicionales.

Si bien el color del smartphone que predomina en el mercado nacional es el negro, es usual ver otros como turquesa, rosa o azul (desde hace relativamente poco tiempo la tendencia ha cambiado hacia tonalidades metalizadas).

Sin embargo, parece que el color blanco, precisamente uno de los más tradicionales, parece que no es demasiado demandado ni fabricado. En la foto que vemos a continuación, ya que OnePlus decidió lanzarse a la aventura, podemos observar todas las diferentes tonalidades de blanco para el lanzamiento del OnePlus 10 Pro, entre las que tuvieron que decidir.

La segunda razón citada por el ejecutivo es que la tasa de rendimiento es baja y el coste es elevado en comparación con otras opciones de color. Se necesitan unos tres meses de pruebas con más de 100 dispositivos para encontrar el mejor efecto blanco.

Sin embargo, ¿hasta qué punto importa el color del teléfono móvil si luego le vamos a poner una carcasa? Las más comunes, sin duda alguna, son las construidas en silicona y plástico y ocultan por completo el color y forma de la parte trasera de nuestro móvil.

Así que quizás, si juntamos un proceso de fabricación más costoso y complejo, junto con una demanda baja del color blanco y sumado a que, a veces compramos cualquiera sabiendo que vamos a ocultar su base con una funda, puede que sean los principales motivos por los que cada vez vemos menos modelos blancos.

 

POR: COMPUTER HOY

Consola